RECORDÁNDOTE CON UNA SONRISA

inspector_3Anoche estaba ya casi dormida echando un vistazo al Facebook cuando vi un mensaje que me trajo recuerdos agridulces. Hace un año que se apagó la luz de una de las estrellas más bonitas que han pasado por ALBA: INSPECTOR. La verdad es que no tenía pensado escribir nada sobre el tema. Sobre todo porque fue algo muy doloroso para todos los que formamos parte de la protectora. Pero las palabras que leí me parecieron tan bonitas que he cambiado de idea. También porque, conociendo como conocí a nuestro pequeño sé que hubiera querido que le recordáramos con una sonrisa y eso es lo que os pido, una sonrisa de oreja a oreja por él.

Dicen que el tiempo lo cura todo pero yo creo que, más que curarlo, lo entierra. Ayer cuando leí las palabras de Gaby me fui inmediatamente a la carta que le escribí hace un año a INSPECTOR. Cuando terminé de leerla, es curioso pero era como si todo aquello hubiera pasado hace 10 años. Pero no, sólo ha pasado un año. Me consuelo pensando que tengo esa sensación porque en estos doce meses han pasado por ALBA un montón de animales a los que hemos ayudado y que por eso me parece que ha pasado tanto tiempo. Pero volver a pensar en INSPECTOR me produce una sensación extraña. Se me empañan los ojos a la vez que me sale una sonrisa.

IMG-20140327-WA0002Vaya, todavía no os he hablado de Gaby. Ella y su familia decidieron adoptar a INSPECTOR sólo que ella no estaba en España cuando llegó a su nuevo hogar. Estaba ansiosa de conocerle pero no llegó a tiempo. En la carta que os comentaba podéis ver lo que pasó. Y hoy, un año después, Gaby ha escrito estas palabras tan bonitas. Así que creo que este es el mejor homenaje que podemos hacerle a nuestro pequeño y, de paso, recordar que tenemos que ser muy cuidadosos con nuestros amigos peludos pues cualquier despiste, la mala suerte o vete tú a saber qué pueden arrebatárnoslos de nuestro lado y luego no hay vuelta atrás. Y a ti INSPEC, pasa el tiempo, pasa la vida pero tú siempre estás con nosotros. Te queremos.

“15 de junio. Hay quien celebra porque aquí son días festivos. Nosotros estamos de luto.

Hace un año que te perdiste. Que te perdimos. Llegaste a nuestra casa tras mucho esfuerzo y mucha ilusión. Nosotros queríamos que fueses feliz porque sabíamos que te habían hecho daño. Queríamos compensarte por todo el dolor vivido, por tus orejas cortadas a fuego vivo. Pusimos todo nuestro empeño en la tarea. Y ojalá que, en el poco tiempo que pasaste en casa, llegases a sentirte querido.

Es cierto que nunca nos conocimos, pero yo ya estaba enamorada de esa mirada noble y confiada, que decía que se puede querer y perdonar a pesar del daño infligido. Pero hay heridas que nunca se cierran.

La vida nos arrebató todos los besos, los abrazos, los paseos que nos debíamos. No dejo de sufrir pensando que moriste solo y asustado. Ojalá supieras que todos te estaban buscando, que estábamos preocupados por ti, porque te queríamos mucho.

Si llevo mi mano a la cabeza sé que hay una herida. Todavía sangra. Creo que todos tenemos una.

Pase lo que pase y estés donde estés, espero que pienses que tu tiempo en la Tierra mereció la pena por el tiempo que pasaste en ALBA y en nuestra casa. Quiero que sepas que siempre te sentiremos nuestro, y sobre todo, que nunca dejaremos de ser tuyos.
No te olvidamos, Inspector.

Gabriela”.

Carta:

7 opiniones en “RECORDÁNDOTE CON UNA SONRISA”

  1. También me acuerdo de aquello, Patrio, y recuerdo lo que escribí, para tí especialmente: tú misma lo dices, habéis salvado a tantos desde entonces que parece haber pasado mucho más tiempo, pero cualquier perro o gato que caiga en manos de gente como nosotros (me incluyo) se vuelve inolvidable e insustituible y el tiempo y no hay otro que pueda reemplazarle de tanto como se les llega a querer. Los siguientes pueden paliar el vacío, pero ahí están sus recuerdos… Lo bueno es que nos sobra cariño para todos ellos y los que vengan detrás pues se lo merecen más que muchos humanos… Por no decir todos,.. Cuando pienso en mi Willow, y en Boris, su antecesor… Buff.

      1. Voy a enviarle a Carolina las últimas fotos de Willow para que veáis la viva imagen de un gato «maltratado y preocupadísimo por su seguridad»… Comidita la moral, así me tiene. y por ello no entiendo a la gentuza que… Me callo.

  2. Que duró y que triste fue aquello. …y cuanto queríamos todos a ese perro! Siempre hay perros especiales y el era uno de ellos, todos lo sabemos. Y no se le olvida.
    Me han emocionado las palabras de Gaby, y hay que darle las gracias a ella y su familia de que le dieran una oportunidad. La gente era muy injusta con él , por su «aspecto» ,gracias al desgraciado que le destrozo las orejas. Y ese perro tenía más corazón y más nobleza que el 95% de las personas.
    Y es lo que pienso siempre que me acuerdo de él, en su corazón. Inspector era todo corazón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *