Nuestros Perros Veteranos

En ALBA hay muchos animales y para todos ellos buscamos un hogar definitivo donde reciban el amor y respeto que merecen. Pero hay algunos perros con los que lo hacemos con especial ahínco y es que son los más veteranos del albergue. Llevan demasiado tiempo esperando su oportunidad ¿Se la quieres dar tú?

Los animales que viven en ALBA están bien atendidos y cuidados. Además, reciben todo el cariño y el amor de las personas que forman parte de la protectora. Pero no es lo mismo que vivir en una casa donde ser un miembro más de la familia y por eso les buscamos un hogar. Algunos de ellos llevan demasiado tiempo en el albergue, son los que cariñosamente llamamos los Veteranos. Por ello, vamos a redoblar nuestros esfuerzos en que pronto tengan una familia.

agudaAGUDA es nuestra perra más antigua en ALBA, entró en abril de 2009 y lleva más de dos años en una casa de acogida. Vivía con muchos otros perros con unas personas que trataban de cuidarlos pero que se les fue de las manos y se vieron desbordados. AGUDA llegó junto a otros diez perros más en unas condiciones bastante malas: garrapatas, pulgas, lesiones, suciedad…Por suerte no sufrieron malos tratos pero como solo se relacionaban con estas personas, tenían miedo de los seres humanos. Poco a poco ha ido recibiendo terapia de socialización y, aunque sigue siendo tímida, AGUDA está recuperada y se deja manejar sin problema. Se lleva bien con machos y hembras ya que siempre ha vivido en grupo y necesita un hogar definitivo para dejar su sitio a otro animal que lo necesite como ella lo necesitó.

manicura

En julio de 2010 llegó a ALBA MANICURA. Mejor dicho, llegó la primera vez porque la pobre se escapó y tuvimos que capturarla una segunda vez. Vivía en la Sierra de Guadarrama, donde fue abandonada, buscándose la vida. No había forma de cogerla y es que el miedo era más que cualquier otro estímulo. Es normal, la pobre tenía camadas y camadas y las personas sólo venían a por los cachorros dejándola allí. Pero ya ha perdido ese miedo, sigue siendo tímida pero, hoy en día, vive en una casa de acogida como un miembro más y se ha habituado perfectamente a las rutinas de un hogar. Es muy tranquila y se lleva bien con todo el mundo. MANICURA necesita un hogar definitivo para dejar hueco a otros perros como ella.

manga panga

Otra de nuestras perras más veteranas es MANGA PANGA. Esta mastina es un amor, cualquiera que la conozca puede atestiguarlo. Es tan buena que vive suelta por las instalaciones del albergue sin discutir con nadie y anda que no hay movimiento de personas, perros y vehículos. MANGA PANGA llegó a ALBA en septiembre de 2010. Vagaba por una carretera madrileña cojeando de tal forma que pensaron que había sido atropellada. Pero no era así, la pobre tiene displasia y una artrosis muy fuerte. A falta de cura recibe tratamiento paliativo. Pero estamos seguros de que en el calor de un hogar tendrá una calidad de vida mejor que la que nosotros podemos darle.

diego ribera

En noviembre de 2010 llegó a ALBA DIEGO RIBERA, un precioso perro que es todo amor. No llevaba muy bien vivir en el albergue y el pobre estaba muy delgado. Se llevaba bien con los demás habitantes del albergue pero necesitaba un hogar y se fue a una casa de acogida. Allí empezó a sentirse seguro y a estar más tranquilo. Su salud mejoró y hoy en día es un perro feliz. Pero necesita una casa definitiva donde le quieran como merece para dejar hueco a otros tantos como él. Convive con perros y gatos y nunca ha dado ningún problema, al revés. DIEGO RIBERA es mayor y le faltan algunos dientes pero con hacerle comida blandita para mezclar con el pienso come de maravilla.

salvia

SALVIA es otro de nuestros bellezones que más tiempo lleva en ALBA, desde marzo de 2011 concretamente. Vivía con un señor enfermo de síndrome de Diógenes junto a doce perros más. Cuando la recogimos estaba hecha un cromo, tuvimos que raparla el pelo porque no había forma de arreglárselo. Como nunca había salido a la calle tuvimos que enseñarla a socializarse con otros perros y seres humanos. Por todo esto, SALVIA es miedosa pero con el cariño de su casa de acogida ha mejorado mucho aunque un hogar definitivo sería lo mejor para ella.

saipal

Y vamos con SAIPAL, un grandote en todos los sentidos. Este mastín llegó a ALBA en mayo de 2011 en un estado lamentable. Vagaba famélico y sin fuerzas cuando le recogimos. Pronto vimos que tenía atrofia muscular eosinofílica, una enfermedad que le impide mover los músculos de la cara. Esto le imposibilitaba comer y puede que fuera la razón por la que le abandonaran. Pues bien, su dolencia se resuelve simplemente humedeciéndole el pienso. Empezó a comer y hoy está precioso, además, es un perro muy cariñoso que ansía el contacto humano. Sólo hay que pasar por delante de su patio y él se pega a la verja para que le acaricies.

sapporoSAPPORO está en ALBA desde septiembre de 2011 donde llegó junto a FUKUSHIMA. Ambos son de raza Akita Inu, algo que no impidió que les abandonaran sin piedad. Llegó mal alimentado y con problemas en los ojos y en los oídos. Poco a poco se le han ido tratando sus dolencias y hoy en día sólo le pasa que es un poco sordo. SAPPORO es un perro muy cariñoso y siempre busca el calor humano. Es lo que más le motiva, que le quieran. Necesita un hogar donde poder ser feliz y que le den lo que merece. Ahora vive en una casa de acogida a la que se ha adaptado perfectamente pero necesitamos ese espacio para otro ani
mal y que SAPPORO encuentre su hogar definitivo.

 vigilia

La pobre VIGILIA ha vivido toda su vida en la calle hasta que en octubre de 2011 llegó a ALBA. Tenía camadas y camadas de perritos que recogían las protectoras pero ella no se dejaba coger. Por fin pudimos rescatarla y traerla al albergue. A consecuencia de lo que ha vivido, VIGILIA es temerosa y, lo primero que hace cuando te ve es ladrar. Es su mecanismo de defensa. Pero poco a poco lo va superando, poco a poco y gracias al trabajo de la gente de ALBA que le enseñan día a día cómo comportarse.

gascona

GASCONA es una mastina que entró en ALBA en diciembre de 2011. Cuidaba de los rebaños de su amo, el cual la dejaba tirada cada dos por tres. Una vez, los forestales nos avisaron porque estaba herida y no podía moverse. Su dueño se desentendió de ella y desde entonces vive en el albergue. Es una perra muy cariñosa, siempre busca que la acaricies y la abraces. A pesar de su tamaño, vive en una casa de acogida a la que se ha adaptado sin problemas. Es muy tranquila y se deja manipular sin problemas y, a pesar de su tamaño, vive en un piso de acogida sin dar ni un problema. Se ha acostumbrado perfectamente a las rutinas del día a día y buscamos hogar definitivo para ella y así dejar ese sitio a otro animal que necesite una casa donde readaptarse.

benicioEn julio de 2012 llegó a nuestro albergue BENICIO, un perro que custodiaba una finca para sus amos. Estos la perdieron por falta de pago y en lugar de llevarse a este abuelito con ellos le abandonaron. BENICIO se lleva a las mil maravillas con las personas, le encanta recibir achuchones y que le cepillen. Con perras hembras también está muy a gusto pero con los machos no termina de sentirse cómodo. No es justo que un perro sea abandonado pero menos aún cuando ha servido toda su vida y le dejan siendo ya mayor. Por eso hay que buscarle una familia que le adore, lo que merece.

 Patricia Vadillo.

4 opiniones en “Nuestros Perros Veteranos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *