ASESINADO AL INTENTAR SALVAR SU VIDA

En casi toda España se “celebra” la “fiesta taurina”. Todos sabemos cómoacaban estas “fiestas”. Pero esta vez, el toro no ha muerto en la plaza, hamuerto en una carretera de Talavera de la Reina, provincia de Toledo,mientras huía asustado, sin saber que le esperaba el mismo destino.El suceso se produjo a las 13:20 horas en una carretera cerca de la plaza de toros de la localidad, lugar hasta donde el animal llegó cuando minutos antes estaban intentando desencajonarlo para hacerlo entrar a la plaza.


El toro que fue embestido por un vehículo conducido por un agente de movilidad, huía sin rumbo e invadido de miedo. No corría para embestir ni herir a nadie, lo hacía por miedo.
La pregunta es, ¿Era necesario atropellarle hasta la muerte? ¿Por qué no se
hizo uso de dardos anestésicos?
Es fácil culpar al animal por las embestidas que realizó en su último trayecto hiriendo a una decena de personas, pero el toro no ha sido el culpable, él no pidió estar ahí, él no quiso hacer daño a nadie, sólo huía muerto de miedo.
Desde la Plataforma Excalibur pedimos la paralización de los «festejos» taurinos definitiva en toda España, pues una vez más queda demostrado que no son seguros. Y hacemos responsables directos a quienes los organizan, pues al hacerlo ponen en peligro a la ciudadanía. Sirva este lamentable hecho como muestra, y quede para siempre esa terrible imagen del toro atropellado en nuestra retina para no olvidarlo.
NO TIENE NINGÚN SENTIDO que LA TORTURA DE UN SER VIVO sirva
como disfrute y fiesta de otros, LA TORTURA NO ES CULTURA.
Plataforma Excalibur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar