Adopta a un abuelito

DIEGO RIBERALos animales más mayores son los que lo tienen más difícil a la hora de ser adoptados y eso es algo que en ALBA sabemos muy bien. Por desconocimiento, la gente no sabe las ventajas que tienen estos animales, muchos de ellos abandonados tras una larga vida de servicio sin recibir a cambio nada más que maltrato y abandono. Por eso, hoy hemos querido contaros las maravillas de adoptarlos y también presentaros a los nuestros. ¡Ven a conocerlos!

Adoptar a una animal mayor son todo ventajas lo mires por donde lo mires. Es muy habitual que, cuando la gente viene a ver a los animales que hay en ALBA, tengan la idea preconcebida de llevarse un perro joven o cachorro. Todos merecen una oportunidad y los más pequeños también. Pero tienen desventajas que no tienen los más mayores.

Vamos con las ventajas que tiene adoptar a un perro abuelete. Lo primero de todo es que la relación que tienes con ellos es más sencilla. Un perro joven o un cachorro está en pleno desarrollo de su personalidad (y de sus dientes) y les pasa como a las personas. Pasan su “pavo” y hay que “pelear” con ellos para que sean unos buenos perros. Se consigue pero son necesarios tesón, paciencia y tiempo. Un perro mayor no lo requiere porque ya está educado y, además, está acostumbrado a recibir las órdenes de su amo y son más disciplinados.

MANGA PANGAAdemás, saben vivir en familia y rápidamente ocupan el lugar que les corresponde. Cuando llegan a casa, aprenden de forma más rápida los hábitos higiénicos a la hora de hacer sus cositas y no destrozan las cosas jugando con ellas, saben lo que es suyo y lo que no. Te permiten más tiempo libre ya que no necesitan estar bajando a la calle a hacer sus cosas cada dos por tres y, a más mayores, necesitan menos ejercicio para mantenerse sanos pero hay que sacarlos a dar sus paseítos como cualquier abuelito de su edad.

Y, para mí, su mayor ventaja es que su carácter está definido. Atendiendo adopciones no falla la pregunta de “¿y cómo es?” Pues bien, de un perro mayor te puedo decir cómo es y no va a cambiar porque ya está definida su personalidad. Sabes si es lo que se adapta a ti. Con un perro joven no. Los abuelos son grandes compañeros que requieren amor pero dan mucho más a cambio. Como todos los animales adoptados, son muy agradecidos pero puede que en un grado incluso mayor debido a su edad.

Pero la razón más importante para adoptarlos es que lo necesitan. Todos merecemos una segunda oportunidad, en el caso de muchos de ellos la primera. A ninguno de nosotros nos gustaría pasar la vejez solos y sin amor. A ellos tampoco. El que adopta a un animal mayor repite. Es así, te lo dicen todos. La experiencia es maravillosa porque son muchas facilidades y más amor. A parte de la labor social que estás haciendo, te llevas a casa una fuente de cariño y de lealtad. ¿Quieres conocer a los abuelitos de ALBA? ¡Pues sigue pendiente de este blog!

Patricia Vadillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *