Y por fin le toco a CORSO

Cuando vi a CORSO por primera vez pensé “vaya perro más bonito”. Era blanco y atlético, con unos ojos muy expresivos por los que transmitía amor a raudales. No sabemos muy bien cuál fue su historia antes de llegar a ALBA. Nos dieron el aviso de que vagaba por ahí y fuimos a por él. En … Continuar leyendo “Y por fin le toco a CORSO”