Bocao *

Fecha de publicación: 20/08/2018

Fecha de entrada en albergue:

Nacido: 16/06/2018

Sexo: Macho

Su historia

Se encuentra en las gateras del albergue.

Me llamo BOCAO y nací en la calle, exactamente en una zona de chalets con muchas zonas verdes. El problema fue que por allí también andaban muchos perros y un día uno de ellos me atacó. Pensaban que me habían matado. Avisaron al ayuntamiento y estos, a su vez, a los voluntarios de ALBA que me atendieron de urgencias. Estaba en schock y parecía que estaba muerto pero seguía respirando. Después de semanas hospitalizado empecé a reaccionar pero mis patas traseras todavía no las muevo bien y me cuesta andar pero he mejorado muchísimo. Además mi mami de acogida, que está estudiando veterinaria, me hace ejercicios para que recupere la sensibilidad total y la movilidad. Por lo demás soy un gatito muy divertido, cariñoso, dulce y juguetón. 

Ya está vacunado y castrado.

Test FELV-FIV negativo.

28-10-2018 Nerea en cuya casa está acogido BOCAO, nos cuenta de él:

Bocao sufrió un accidente cuando era muy pequeñito: un perro le mordió, produciéndole una lesión en la médula espinal. 

Muchos animales, cuando padecen una lesión medular como la de Bocao, se quedan paralíticos y no vuelven a caminar nunca más, pero por suerte, este gatito ha desarrollado un fenómeno conocido como "marcha espinal" y ¡ es capaz de caminar casi casi como un gato normal ! 

Desgraciadamente, le han quedado secuelas del traumatismo: tiene incontinencia urinaria... ¿pero, en qué consiste? Bocao no tiene sensibilidad, ni siquiera dolor pronfundo (exacto, no siente nada de dolor) desde la zona lesionada hacia atrás, por tanto, no recibe señales de los nervios ni tiene control sobre sus esfínteres (tampoco siente sus patas traseras, se mueve por reflejos). Sus órganos, incluida su vejiga, funcionan correctamente, pero solo es capaz de orinar por sí mismo cuando su vejiga se llena o cuando le "estimulamos la micción". Es decir, podemos inducir que Bocao orine con un masaje suave con papel higiénico o gasas en la zona inguinal. Es muy sencillo, eficaz y rápido: en tan solo 1 minuto podemos vaciar su vejiga. Esto es muy útil, porque si se hace este masaje 3 o 4 veces al día, evitaremos que "gotee" orina por la casa. 

Como ya comenté antes, un perro le atacó, sin embargo, ¡no tiene miedo a los perros! Es un gato muy simpático, cariñoso y juguetón. Convive con varios perros y gatos, y se llevan muy bien.

Es un gato muy especial, y pese a sus malas experiencias, sabe agradecer todo el cariño que se le da. Desde que se levanta, está todo el día ronroneando (literalmente). No deja de ronronear ni un segundo, hasta que se queda dormido en brazos. Eso sí, le encanta que le cojan en brazos y le acaricien, ¡es un amor!

En resumen, es un gato extremadamente cariñoso, que hace una vida completamente normal: juega, salta, corre... Tan solo necesita un poco de paciencia para estimularle varias veces al día. Podríamos compararle con un perro, que necesita salir a pasear al menos 3 veces al día, pero más fácil, ¡y sin salir de casa!

Bocao está testado, vacunado y castrado.

MARZO 2019

Bocao está ahora en nuestro albergue y nuestros veterinarias se ocupan de él. Pero buscamos desesperadamente una casa de acogida para el!