Enigmática*

Fecha de publicación: 12/04/2017

Fecha de entrada en albergue:

Nacido: 10/09/2014

Sexo: Hembra

Su historia

Me llamo ENIGMÁTICA y me capturaron en el arenero de una guardería de uno de los pueblos en donde ALBA lleva la recogida y control de animales de la calle. Para sorpresa de los voluntarios descubrieron que tenía la oreja cortada, como suelen cortar a los gatos que castran y sueltan a la calle, pero no era el corte que suelen hacer ellos que es más característico. Comprobaron que estaba castrada y que me faltaba un ojo y como mi carácter no era muy sociable pues me devolvieron a la zona. Pasaron un par de años y los responsables de la guardería se volvieron a quejar de que había gatos que hacían sus necesidades en el arenero de los niños. Así que pusieron más jaulas trampa y allí que volví a caer yo. En cuanto vino la voluntaria de ALBA ya se dio cuenta de que yo era la misma que había capturado en ese sitio hacía meses. Que mala suerte cuando me repiten la analítica de sangre y descubren que me he contagiado de la inmunodeficiencia por vivir en la calle ya que la primera vez que lo hicieron yo todavía era negativa. Eso es lo malo de andar viviendo en la calle y en contacto con otros gatos que puedan ser portadores de estas enfermedades. Esta vez decidí presentarme de una manera más sociable y al final ha resultado que soy una gata muy dulce y cariñosa. Vivo en una casa de acogida de una voluntaria de ALBA pero como ella tiene otra gata pues solo puedo vivir en una zona de la casa para prevenir que le pueda pegar la enfermedad a su gatita. Ya sabéis que no existe vacuna para protegernos de la inmunodeficiencia. Mi estado general es bueno y no se me nota que sea portadora de esta enfermedad. Hago una vida de gato completamente normal. Tienes un rinconcito en tu casa para mi? no quiero volver a la calle y menos ahora que si no estoy vigilada puedo acabar desarrollando la enfermedad y acabar mal muriendo en la calle. Te necesito. Me adoptas?

 

Ya está castrada.