CARTA DE DESPEDIDA A CLARA

navegaliaHoy en el blog de ALBA queremos compartir con vosotros la carta de despedida de la mamá de CLARA, una perrita que fue adoptada en ALBA hace ya muchos años. Hace poco nos ha dejado y su familia ha querido escribirle una carta de despedida. Gracias familia por darle la oportunidad de ser tan feliz, gracias por escogernos varias veces para adoptar animales, gracias por ser pacientes, cariñosos y tan buenas personas y, sobre todo, gracias por compartir con nosotros vuestra experiencia. Os mandamos un abrazo enorme y a CLARA, donde estés, TE QUEREMOS.

Clara 2002

10 de junio de 2016

Clara mi niña. Espérame en el arco iris. Hoy alrededor de las seis de la tarde te he dejado marchar. Estabas al límite mi niña y sé que me has regalado esta semana. Sé que cada vez que respirabas, con mucho esfuerzo,  lo hacías porque te dolía sentir mi dolor y no querías dejarme sola. Me lo dijeron varias personas…. Rut, déjala ir…. ella está aguantando sólo por ti. Pero no podía pensar que ya no volvería a tocar tu pelo de peluche, tus orejitas de seda….  . Gracias mi princesa. Hasta para irte has sido una gran perra.

navegalia_6Llegaste a la familia de ALBA en el año 2003, con cerca de un año. Habías aparecido  con tu mami por un polígono. No pude verte de cerca. Si cierro los ojos, te veo en la última jaula, al lado contrario de donde están hoy los gatos, en cuarentena. Te vi desde el corralillo que está justo enfrente. Había moquillo, seguramente traído por esos pobres animales que se venden en algunas tiendas y que vienen de países del este

Cuando llegaste a casa, al bajar del coche, tu miedo te hacía andar casi arrastras, pareciendo más bajita. Te llevamos a casa un sábado, y el lunes…. Fatal noticia. Tenías moquillo. Y yo, que estaba rota de dolor por la muerte de Lola, tu predecesora, decidí que no quería ni podía cuidarte. Te íbamos a devolver, pero… al final estuviste ingresada en la clínica de Manolo, hasta que pasaste la fase respiratoria.

Volviste. Y comenzamos a pelear por ti (tú no querías Clara, no esperabas nada de esta vida). Te hacíamos un puré de pienso y carne, y te lo metíamos con cuchara, y te cerrábamos el morrete hasta que tragabas…. Y así fuiste mejorando. Todo parecía ir bien, hasta que aparecieron síntomas neurológicos, y dejaste de tener sensibilidad en tus patitas traseras. Diariamente te pinchábamos.

navegalia_5Volviste y también hubo que enseñarte a querer vivir y a confiar en nosotros. Te sacábamos a pasear y tan solo con mirarte, te hacías pipí, y si te regañábamos, entonces se te escapaba todo. Dos meses de aprendizaje necesitamos para que vieras que con nosotros nada malo iba a pasarte.

Llegó el verano, y nos íbamos. Con tu enfermedad no podíamos dejarte en ningún sitio. Y tampoco queríamos hacerlo. Los tres luchamos juntos (Fernando tú y yo) y debíamos asegurarnos que seguiríamos haciéndolo… y nuestro ángel Carolina Corral, te acogió en tu casa y te cuidó mi niña…

Y la vuelta fue… mágica…

No eras la misma físicamente. Tampoco anímicamente.

Se fue una miedosita y volvió una gamberra…. Se fue una cojita… y volvió una perrita pastor que a falta de ovejas, agrupaba a los perros…

navegalia_4Tanto te gustaba correr, que un día en el campo, te clavaste una rama que casi te llega hasta el pulmón. Hubo que operar de urgencia, pero al día siguiente, eras la misma de siempre.

Que naturaleza tan extraordinaria tenías Clara. Tanto que yo te llamaba “mi niña vampiro” y decía, Clara no es un perro. Es un vampirillo. Un día, como es inmortal,  se hará la enfermita y se irá para no levantar sospechas, y aparecerá después en otro albergue para hacer feliz a otra familia…

La gente en el parque me preguntaba si tenías dos años o tres. De tan vital y hermosa que estuviste hasta el final. Hermosa. La vitalidad la perdiste sólo las últimas semanas.

Llegaste en Junio del año 2003 y creo que nos han faltado 15 días para hacer 13 años juntas. Has sido maravillosa mi niña. Gracias, Gracias, Gracias por darme tu generosidad y tu bondad todos estos años.

navegalia_3Sé que no de lejos he sido tan buena dueña como fantástica mascota has sido tú, y por eso, toda la semana que me diste para despedirme de ti, te pedí perdón. Me rompe el alma saber que tardaré en escuchar otra vez tus ladridos. Mi chica (créeme que algún día los he oído). Hemos pasado alguna cosa mala como un moquillo, un palo que casi te llego al pulmón…

Pero sobre todo hemos pasado 13 años de divertidas carreras tras otros perros. Creí que los ibas a matar. Corrías muchísimo, y les mordías las patitas y les hacías volar. Pedías mimos metiendo tu morrito por debajo del brazo, y recuerdas… ¿Los cojines? Que llegaste a robar uno delante de mí… ¿Y recuerdas mi anorak? ¡Lo vaciaste entero!

Acogiste gatos, acogiste perros, algunos de los cuales fueron muy especiales para ti, como Brígida, que se convirtió en una hermana para ti  y acogiste a mis hijos con una generosidad sin límites.

Desde que te has ido, no he vuelto al río. No puedo. Me faltas en la manada. Y demás, desde que te has marchado el parque es mucho menos bonito e interesante si ti.
Raisa te busca y yo también.

navegalia_2Estás en mi corazón, moviendo muy fuerte el rabo. Te quiero mi niña y te echaré de menos cada día. Has sido un regalo y renunciar a ti ha sido horrible. Te quiero no lo olvides jamás. Y gracias otra vez por estos maravillosos 13 años. Gracias a ALBA por ponerte en mi vida.

Da un beso a Morita, que se marchó hará dos años en Julio y saluda a Lola, Sara, Troilo, Surco, a tu mami Navegalia.

No me olvides mi amor no olvides que te quiero. Ahora estás como dicen, durmiendo en mi corazón y así, siempre estaremos juntas.

Te veré en el arco iris princesa.

TE QUIERO

Una cosa más mi chica. Hay gente que dice “yo no tengo perro porque no me compensa el disgusto”. Clara, yo pasaría estos días UNA Y MIL VECES, con tal de volver a disfrutar de cada día maravilloso contigo. Si sufro tanto al perderte, es por lo mucho que nos diste al tenerte con nosotros.

Hasta pronto mi princesa.

Rut, David y Jorge.

 

7 opiniones en “CARTA DE DESPEDIDA A CLARA”

  1. Ay como te entiendo. Ya hace csi 10 meses que perdí a mi Podenco (Pepino) tb adoptado en Alba y mi vida no es, ni volverá a ser la misma. M falta una parte de mi. Os mando toda mi energía y mi apoyo. Pero tengo claro q estas pérdidas jamás las superamos. Son parte de nuestra familia y es demasiado duro perderles. Mucho ánimo. Tendréis q apretar los dientes y aprender a vivir con ello. Muchas gracias x haber hecho a esa perrita tan feliz. Nos esperarán en el Arco-iris….eso seguro!M encanta cuando leo estas cosas y m doy cuenta q aun hay gente buena en el mundo y son capaces de amar y de sufrir tanto x un animal como yo lo hago. Animo, fuerza y un beso muy grande.

    1. Hola Natalia.
      Precisamente tú lo entiendes muy bien, por desgracia tienen una vida demasiado corta y cuando se van dejan un vacío que no puedes llenar. Os agradecemos mucho que les hayáis dado una vida tan maravillosa y ya sabéis donde tenéis vuestra casa.
      Un beso enorme Natalia.

  2. No conocí a Clara, no vi su carita, no la vi correr…pero sentí su alma a través de Rut, viví su dolor a través de Rut y viví su cariño a través de Rut. Y claro que merece la pena ese momento triste y angustioso porque a cambio tienes años de alegría, cariño y compañía.
    Siempre Clara y sus amigos.

  3. Que carta mas bonita.
    Descansa en paz Clara, perra maravillosa.
    Tuvo mucha suerte de dar con ALBA y con esa familia que la adopto.
    Un beso para ALBA y para esa familia que la echa de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *