« Volver a "Perros en adopción"

Perros en adopción:

Noite Hippy

Fecha publicación: 18/11/2016

Fecha de entrada en el albergue: 04/11/2016

Nacido: 10/02/2013

Peso: 25 kg.

Altura: 50 cm.

Sexo: macho


Recogido por Monika en noviembre 2013 nos contó:

Me lo dejaron atado en la puerta con una nota que decía "sabemos que no lo utilizarás para pelear". Llamaron a la puerta y cuando salí estaba Noite solito y con un cable alrededor del cuello.

Se lleva muy bien con todos los perros y perras, es muy sumiso.

Tiene mucho cuidado con los de tamaño pequeño siendo muy delicado a la hora de jugar con ellos.

Con los niños es un encanto muy tranquilo y juguetón.

Le gusta jugar con las pelotas pero no es obsesivo, solo un juego. También le gusta el agua y beber del chorro de las fuentes o la manguera mas que de un bebedero.

En casa es bueno limpio y tranquilo.

Noite es un cachorro obediente y cariñoso.

No ha convivido con gatos, a través de los cristales no parece prestarles mucha atención.

Está castrado, vacunado. El análisis de leishmania ha resultado positivo y se van a realizar mas pruebas para decidir el tratamiento. 

Según analíticas generales no hay sospecha de ehrliquia.

Noviembre 2016 Noite ha estado dos años adoptado en una casa con niños, pero la situación familiar ha cambiado y no pueden seguir cuidándole, así que el bueno de Noite ha vuelto al albergue.

10-4-2017 

Es un perro muy simpático y juguetón. Tiene mucha energía y necesitaría una familia que le saque de paseo y le tenga entretenido. En el chenil está nervioso pero como les pasa a muchos. Cuando ve que vas a entrar se pone muy contento y salta de alegría. Cuando entramos a ponerle el arnés lo hacemos tranquilamente para que asocie ese momento a calma. Se deja poner el arnés aunque es un poco revoltoso pero porque lo que quiere es jugar. Una vez fuera empieza a bajar la intensidad y cuando llegas al patio parece otro perro de lo tranquilo que es. Es obediente y, aunque a veces es un poco bruto, por lo general es bastante respetuoso con tu espacio y no te salta ni te invade. Aunque le gusta jugar con la pelota no lo hacemos porque entonces se pone nervioso. Le vienen bien los ejercicios de rastreo y búsqueda de premios. Es muy cariñoso y agradece cualquier atención que le des. Con otros perros no hemos notado que tenga mucho interés y ya ha convivido con más perros. Es de ese tipo de perros que necesita cuanto antes estar con la gente porque siente un vínculo importante hacía ellos. Al verse encerrado en un chenil y lejos de la gente se va sintiendo mal y acabará perjudicando su salud al no sentirse bien anímicamente.

Condiciones para la adopción

Galería de fotos

Compartir