« Volver a Noticias

La Guardia Civil desarticula una red especializada en el tráfico de especies animales en peligro de extinción

La organización utilizaba documentos CITES, anillas y microchips correspondientes a animales muertos para documentar, legalizar y vender especies vivas. Se han intervenido 32 ejemplares de loros y más de 70 certificados. Entre los integrantes del grupo se encuentra un veterinario, criadores y comerciantes de loros

23/05/2014

La Guardia Civil, en el marco de la operación “Shamrock”, ha desarticulado un grupo organizado especializado en la cría y venta de especies animales amenazadas o en peligro de extinción por toda la geografía española. Se han imputado a un total de 9 personas, a los que se les acusa de delitos contra la flora y la fauna, estafa, falsificación de documento oficial, pertenencia a grupo criminal y contrabando. Asimismo, se han intervenido 32 ejemplares de loros y más de 70 certificados CITES (Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestre), anillas y microchips.

La operación se inició a raíz de los controles que el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) realiza en tiendas y centros donde se comercia con especies exóticas.

Los agentes localizaron en un centro veterinario, ubicado en la Comunidad de Madrid, a un animal y varios documentos, anillas y microchips de los que no se pudo acreditar su lícita procedencia, por lo que procedieron a investigar de forma más exhaustiva el entorno del centro veterinario.

Tras analizar los efectos intervenidos, se localizó en Málaga a un criador que proporcionaba la mayor parte de los animales al resto de integrantes de este grupo, y en particular a los responsables del centro veterinario ubicado en la provincia de Madrid.

Asimismo, los investigadores encontraron en Murcia, Barcelona, Cádiz y Sevilla a los distintos distribuidores de los especímenes documentados de forma irregular.

-El valor económico de algunas especies puede llegar a 16.000 euros.

Los ahora imputados comerciaban especies de loros protegidas y en peligro de extinción de origen clandestino cuyo valor puede llegar en algún caso a los 16.000 euros. Para ello, las proveían de documentos CITES falsos, les colocaban microchips o anillas de animales legales muertos para legalizarlos y obtener un beneficio económico con su venta o cría.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

Para más información contacten con la Oficina Periférica de Comunicación (O.P.C.) de la Comandancia de la Guardia
Civil de Madrid en los teléfonos  91.807.39.02 ó 91.514.69.77.

 

Compartir
« Volver a Noticias