« Volver a Noticias

DRIGO vuela a Alemania

... O cómo le cambió la suerte a DRIGO, un perro de caza abandonado.

11/11/2007

Hola,
me llamo DRIGO y por una vez en mi vida, se puede decir que soy un tío con suerte. Ya no soy ningún jovenzuelo y durante mi larga vida no he conocido más que penas y malos tratos. Me encontraron vagando por la cuneta de una carretera en Colmenar Viejo. Había sido utilizado para cazar mientras lo pude hacer bien, pero como ya mis reflejos habían disminuido, debido a mi edad, decidieron tirarme a la calle como si de unos zapatos viejos se tratase. Esa gente, con pocos escrúpulos, no se paró a pensar que todavía me quedaba mucho amor y cariño para dar, y lo más importante de todo, mucha fidelidad.

Acabé en el CIAAM que es el Centro de Acogida de la Comunidad de Madrid. Lo malo es que en este centro éramos tantos que nadie se fijaba en mí. Todo el mundo que pasaba delante de mi jaula exclamaba: Pobrecito, ¡ qué viejecito que es!!!, pero seguían avanzando y al final adoptaban algún cachorro.

Un día vino la gente de A.L.B.A y también dijeron: Pobrecito, ¡ qué viejecito que es!!! Pero esta vez sí que me llevaron con ellos. Les oí decir que querían darme una segunda oportunidad para conseguirme una familia con la que pasar mis últimos años. Yo no me lo podía creer.
Bueno, pues pasé a vivir en otra jaula pero en un albergue más pequeño. En A.L.B.A. Y ahí pasé dos meses durante los cuales ví marchar a muchos de mis compañeros que, afortunadamente, habían encontrado una nueva familia. Yo ya había perdido todas las esperanzas. Es más, un día ví a mis cuidadores cargar en una furgoneta a más de 30 compañeros míos, y ponerse rumbo a Alemania. Por lo visto allí les estaban esperando nuevas familias. Yo estaba muy emocionado pensando que esta vez había llegado mi turno. ¡Pero cuál sería mi desilusión cuando les ví cerrar las puertas de la furgoneta y ponerse en marcha sin mí!
Luego alguien dijo: ¡ qué nos hemos olvidado a Drigo!!!! Pero ya era demasiado tarde. La furgoneta estaba muy lejos y no podían volver a por mí. Entré en una gran depresión. Ya no quería vivir.
Dejé de comer y hasta se me quitaron las ganas de salir a correr al patio. A los dos días, una voluntaria de ALBA vino a recogerme y me montó en su coche. Me iba contando que había un señor que vivía en Alemania, y que se había fijado en mi, que llegaba en avión en unos minutos sólo para recogerme y llevarme a su casa con él. Yo no me lo creí.

Llegamos al aeropuerto y nos sentamos en la zona de Llegadas. De repente salió un señor muy alto que llevaba una foto mía. No me lo podía creer!! Aquel de la foto era yo? Salí corriendo y me puse a dos patas encima de él y empecé a darle lametazos. Era el amo con el que había soñado durante tanto tiempo. Si me hubiese muerto en ese momento, ya hubiese valido la pena tantos años de sufrimiento. Por lo visto mi nuevo amo, al ver que no iba yo en la furgoneta de ALBA, inmediatamente se fue a comprar un billete de avión para venir a buscarme personalmente. En ese momento me sentí EL PERRO MAS FELIZ DEL MUNDO. Y para colmo, a mi nuevo amo le daba miedo volar en avión pero aún así vino a recogerme a España. Todavía existen los milagros!!!
GRACIAS, GERHARD!!
********************************************
Y aqui viene la historia de Bessie y Drigo, escrita por Gerhard, el nuevo papá de Drigo:

Queridos amigos de ALBA,
como prometí, he escrito la HISTORIA DE BESSIE Y DRIGO
Aqui está:
En la primavera de 2006 mi mujer Petra y yo nos pusimos a buscar un perro mayor para adoptar. No dejamos ningún albergue en los alrededores sin visitar. Por casualidad descubrimos la asociación Wörrstadt en internet. Después de acordar una cita, visitamos a Karin y a Christian. El modo en que ambos se manejaban con los perros, nos agradó desde el primer momento.
Después de las primeras conversaciones, Christian estaba seguro de que el perro adecuado para nosotros era Bessie. Tenía por entonces 10 años. Es una mezcla de Border-Collie y Labrador. Bessie fue entregada al albergue porque su ama no podía cuidarla más por motivos de salud.
Nos enamoramos al instante de Bessie y la adoptamos inmediatamente. Desde ese momento, comenzó un tiempo maravilloso con ella, del que no queremos prescindir ni un segundo. Nos dimos cuenta enseguida del tiempo perdido durante años: una vida con perro. Bessie tiene un carácter muy especial y una forma de ser encantadora. Nos ocurre a menudo que personas totalmente desconocidas nos sonríen cuando ven a Bessie.
Petra y yo habíamos hablado muchas veces sobre ello, y desde Septiembre 2007 estuvimos seguros: Bessie seguro que se alegraría de tener un compañero. Debía ser un macho, algo más joven que Bessie. Vimos en Internet en la página de ALBA un perro de caza que haría buenas migas con Bessie. Era Drigo! Para mi estaba claro, que Drigo era un tipo estupendo. Lo vi en su cara y en sus ojos.
Como todos estabamos de acuerdo pedimos a Christian y a Karin que reservaran a Drigo para nosotros en ALBA. Esto fue a finales de Septiembre y Karin nos dijo que ALBA enviaría a Wörrstadt nuevamente perros en noviembre.
Bessie se empezó a encontrar mal. Apenas tenía hambre y bebía mucho.la llevamos al veterinario y tuvimos que escuchar el terrible diagnóstico: Bessie tiene un cáncer de pulmón incurable. Los veterinarios no podían decir si era cuestión de días, semanas o meses hasta que Bessie se nos fuera.
Preguntamos a Karin como debíamos seguir. ¿Qué pasaría con Drigo? Karin pensó que sería bueno para Bessie que Drigo se le uniera. Bessie debía estar medianamente en forma. Contamos los días y no eran muchos hasta el día que Drigo debía viajar a Alemania. Estábamos seguros de que Bessie lo conseguiría. Pero era importante que Drigo estuviera pronto con Bessie.
Todos los días estuvimos mirando Petra y yo si Drigo aún estaba como „reservado“ en la página web. El 08.11.07 me percaté de que la cantidad de perros reservados disminuyó, pero Drigo aún estaba en la página. La tarde del 09.11.07 me dí cuenta de que Drigo era el único que había quedado. Una llamada a Wörrstadt me lo aclaró: Drigo no estaba en el camión de ALBA, se había quedado olvidado. El próximo viaje no sería hasta diciembre.
En un primer momento me puse muy triste porque no sabía si Bessie aguantaría tanto. Tambien me apenaba saber que Drigo tendría que seguir en su jaula. Me venía constantemente a la cabeza la palabra „padrino de vuelo“. Y así llegó una decisión espontánea: ¡Drigo tiene que venir enseguida, vuelo a Madrid y lo traigo!
Entonces todo fue muy rápido. Reservé los vuelos y acordamos la cita con ALBA. Todo quedaba acordado el viernes por la tarde. El sábado reservé sitio en la bodega para Drigo y Jutta me dió un montón de buenos consejos. Y el domingo estaba, a pesar de mi miedo a volar, sentado en el avión. Puntualmente, cinco miutos antes de las 12.00 del mediodía, el avión aterrizó en Madrid.
Lo que aconteció en el aeropuerto a mi llegada, lo ha descrito Carolina con tanto cariño (DRIGO vuela a Alemania), que no podría hacerlo mejor. Os agradezco vuestra calurosa bienvenida y las dos horas tan bonitas que pasé con vosotras. No os molesteis, pero lo que más me impresionó fue Drigo. Es igual a como me lo había imaginado. Un poquito más pequeño de lo que creía, pero mucho más bueno de los que había deseado. ¡Es un „tipo“ estupendo! ¿Pero, por qué nadie lo había adoptado? No lo puedo entender.

Con algo de retraso, aproximadamente a las 18:00 h aterrizamos en Frankfurt. Drigo soportó muy bien el vuelo.
El 11.11.2007 no lo olvidaré nunca. Uno de los mejores y más felices días de mi vida. Eso lo tendré en común con Drigo.
********************************************
Drigo durmió bien la primera noche, come normal y se encuentra bien. Christine ya ha tenido una experiencia. No puede dejarse ningún alimento sin vigilancia en la mesa. Porque desaparece y uno encuentra un perro con la mirada satisfecha y sin ningún sentimiento de culpa.
El día 16.11.2007 a las 11:00 h será el momento. Nos encontraremos con Christine, Karin y Christian. Christian quiere juntar a Bessie y Drigo junto a nosotros. Pero creo que no habrá mucho que hacer, porque estoy convencido de que ambos se llevarán muy bien. Encontes tendré vacaciones y podré ocuparme de los dos.
Cuando estemos todos juntos en casa, añadiré las experiencias del 16.11.07 y cerrar así el primer capítulo de esta historia.
Muchos recuerdos desde Alemania
vuestro Gerhard
*******************************************
A nuestra Bessie lamentablemente cada día le iba peor. Ayer, 15.11.2007, llegó el momento de la despedida. Su estado empeoró mucho por la noche. No quiero dar detalles. Nuestro veterinario la llevó por el último camino con mucha sensibilidad aqui en nuestra casa. Estuvimos con ella y la acariciamos hasta que murió. Lo que sentíamos lo puede imaginar cualquiera que ha querido sinceramente a un animal. No olvidaremmos nunca a Bessie y sus ojos.

Pero la vida sigue o bien, como dice Christian: El final siempre es un comienzo. La lástima es que Bessie y Drigo no se pudieron conocer sólo por unas horas. Pero quizá así haya sido mejor.

Como estaba planeado, a pesar de todo, hoy día 16.11.07 hemos ido a Wörrstadt y hemos abrazado a Drigo y llevado con nosostros a casa.
Por fin Drigo está en su nuevo hogar. El viaje lo pasó sin problemas. En cuanto llegó inspeccionó la casa y se familiarizó en seguida con el cubo de basura (en el futuro no encontrará allí nada comestible ... ) y probó su cama. Dimos un paseo y lo pasamos muy bien. Después descubrió el bebedero!
Ahora mismo, Drigo ha recibido su cena. Le ha gustado mucho y ahora está tumbado satisfecho en su cama. Un pequeño paseo a las 10 de la noche para terminar nuestra jornada. Entonces, también Petra y yo necesitaremos urgentemente ir a dormir porque la última noche solo pudimos dormir tres horas.

Drigo es un perro estupendo y cariñoso. Su llegada era justo lo que necesitábamos después de una noche tan triste. Nos da las fuerzas para el comienzo después del final....
Ahora, el sentimiento de felicidad poco a poco supera a la tristeza. Drigo nos ayuda mucho. Por ello le damos las gracias y le deseamos una feliz primera noche con nosotros!
Mañana temprano iremos juntos a ver los dos abedules que tan amenudo y con tanto agrado visité con Bessie. Estoy seguro de que a Drigo le gustará y de que Bessie de alguna manera estará con nosotros.

Afectuosos saludos desde Alemania

Vuestro Gerhard


EL PASADO DIA 23 DE NOVIEMBRE, NUESTRO AMIGO GERHARD MURIÓ INESPERADAMENTE DURANTE UNA OPERACIÓN "SIN IMPORTANCIA" DE UNA EMBOLIA PULMONAR.
SÓLO PUDO DISFRUTAR DE DRIGO DURANTE UNA SEMANA.
NO TE OLVIDAREMOS NUNCA, GERHARD.

***************************************
25.03.08
Tenemos carta de Drigo desde Alemania!!!

Querida Jutta, querida Carolina y queridos ALBANOS,
ahora ya estoy desde hace 5 meses en mi nuevo hogar – y ya es hora de contaros cómo me va.
El primer tiempo en mi nueva patria era muy excitante. Nada más pasar una semana muy feliz con mi nuevo papá Gerhard y mi mamá Petra, Gerhard se murió de una embolia pulmonar. Petra estaba como petrificada y muy, muy triste. Yo hacía todo lo posible para consolarla. Vino mucha gente a casa y todos estaban muy tristes y lloraban y el sábado le enterraron a Gerhard. A mí me hicieron esperar en el coche.
Luego tomaron café y me dejaron estar con ellos y todos me acariciaron. Lo malo fue que nadie me daba nada en la mesa. ¡ Qué rabia! Por eso decidí irme a la cocina y – mira por dónde – había un plato lleno de pasteles a mi alcance. Qué buenos estaban…. Y cuando me los estaban zampando tan a gusto, entra mi mamá.. Pero no me ha reñido, me ha dicho que eso era mi parte del pastel del entierro de mi papá…

Después del entierro de Gerhard, volvió a instalase la calma en nuestras vidas. Petra aun no tenía que ir a trabajar y nos hacíamos compañía mutuamente en casa. También dábamos muchos paseos por los campos de los alrededores.

Una vez, Petra se fue de compras y me dejó solo en casa. A mí me entró mucho miedo porque me temía que no volviese nunca más.. Tanto pánico me entró que intenté salir por la ventana que lógicamente estaba cerrada. Se cayeron todas las macetas y además le pegué un mordisco al alfeizar..

Cuando Petra volvió a casa y vio lo que había pasado, se puso muy triste. No por las macetas sino porque le daba mucha pena que hubiese pasado tanto miedo. Por eso, en los siguientes días, sólo salía un ratito y poco a poco comprendí que no me iba a abandonar por eso. Qué alegría! Ahora ya me quedo tranquilamente en casa durante una hora y media!

Lógicamente, esto planteaba el problema de qué hacer conmigo cuando mamá tuviera que volver a empezar a trabajar. Por suerte, hay una pensión de perros muy cerca de casa y allí me deja durante unas horas cuando ella trabaja. Me lo paso muy bien allí porque juego mucho con mi amiga collie que se llama Atlanta.

Ya he aprendido muchas cosas. Incluso ya me sueltan cuando paseamos por los prados y campos de los alrededores. Lo que no me gusta mucho aquí, es el tiempo. He hecho muchos amigos y a todos les he engatusado con mi manera de ser tan encantadora..:-)) Lo que hubiera disfrutado mi amito Gerhard conmigo….

Hoy Petra me ha contado que pronto nos vamos a ir de vacaciones – porque me va a llevar consigo. Qué emoción!
Hasta pronto, amigos.

Vuestro Drigo que es muy feliz

Compartir
« Volver a Noticias